Copas Mont Blanc con marron glacé

portada

En Gourmetregalos.com queremos ayudaros a demostrar vuestro talento “gourmet” en vuestras cenas o comidas navideñas, por eso os presentamos ideas que cautiven a vuestros invitados. En esta occasion os traemos un postre delicioso de la mano de La Chica de la Casa de Caramelo, que nos recomienda una Copa Mont Blanc con marrón glacé.

Estas copas son una variación del clásico postre Mont Blanc, compuesto por crema de castañas y nata montada, muy típico en Francia e Italia, sobre todo en estas fechas, y que hace referencia al famoso monte nevado del que lleva su nombre. Ella le ha añadido merengues secos para darle un toque crujiente y marrons glacé.

Es un postre muy sencillo de preparar, incluso si no sabemos cocinar, porque todos los ingredientes se pueden comprar ya hechos: la crema de castañas, el sirope de caramelo, los merengues secos o la nata montada, y simplemente tendremos que montar nuestras copas. Pero, si queréis preparar los ingredientes vosotros mismos, podéis hacerlo fácilmente siguiendo las indicaciones que la autora explica en su página web.

Montaje de las copas

Podéis colocar los ingredientes en la cantidad y el orden que más os guste, pero ella los ordena de la siguiente manera:

Primero colocamos un par de merengues troceados en la base de cada copa

01

Los cubrimos con un poco de nata montada y ponemos encima un par de cucharadas de crema de castañas (podemos servirla con una manga pastelera, si lo preferimos) y otro merengue troceado.

02

Adornamos con una pequeña montaña de nata, que dibujaremos con una manga pastelera de boquilla estrellada y añadimos  dos marrons glacé troceados.

03

Esperamos que os guste esta receta de La Chica de la Casa de Caramelo y que os animéis a sorprender a vuestros invitados estas fiestas ofreciéndoles un postre diferente.

Copas Mont Blanc marron glace 2

Anuncios

Tarta de chocolate Gourmet

tarta-gourmet

Si estás planificando una cena o comida navideña con tus amistades y quieres sorprenderles con un postre delicioso, esto es lo que estabas buscando.

Los amantes del chocolate disfrutarán como nunca, y los que no, degustarán una tarta deliciosa que no los dejará indiferentes. Como siempre os recomendamos que uséis productos gourmet de primera calidad, porque los resultados varían muchísimo según la materia prima empleada, y estamos seguros de que no queréis que el postre destruya todo el trabajo que habéis realizado para agasajar a vuestros comensales.

Aquí os dejamos la receta, espero que la disfrutéis:

Ingredientes:

200g chocolate de cobertura, 200 g de mantequilla, 200 g de azúcar, 5 huevos, 100 g de chocolate de cobertura para cubrir.

Preparación:

Se derrite la mantequilla en el microondas, se derrite el chocolate en un cazo con dos o tres cucharadas de agua, vigilar bien y remover constantemente para que no se queme. Lo anterior se puede hacer en thermomix programando 50º V 2 hasta que veamos que está listo.

Vertemos lo anterior a un bol y cuando se haya templado añadimos el azúcar y los huevos. Batimos con batidora o en thermomix.

Lo ponemos en un molde untado de aceite y dejamos 45/60 minutos, depende del horno, al baño maría. Deslmoldamos cuando esté algo frío y bañamos con cobertura de chocolate negro para postres que habremos derretido del mismo modo que el chocolate del principio.

Adornamos con bolitas blancas de azúcar.

perspectiva

visto en: todareceta.com

Como hacer aires y espumas con Soja

aire

 

Si tienes que hacer una comida o una cena en tu casa, y quieres sorprender a tus invitados con tus dotes para la cocina, te presentamos esta detallada explicación de como hacer aires y espumas usando lecitina de soja como base.

Lecitina de Soya es un ingrediente que seguramente consumes a diario. Lo puedes encontrar en miles de productos. De hecho, esta entre los 10 ingredientes más usados en alimentos procesados. Desde barras de chocolate,  mantequillas, productos de panadería, hasta  medicamentos.. La lista es muy larga.

Sus usos van mucho más allá de las espumas y los aires. La Lecítina de Soya  sirve para ayudar a la levadura a levantar. También se usa para facilitar una mezcla homegenea entre varias sustancias.  Sirve  para extender el tiempo de vida de algunos alimentos procesados. Se usa como agente antiadherente en sprays de cocina. Otro de sus usos es evitar que las grasas se separen. Y al freír, la Lecitina de Soya reduce el efecto de salpicar del aceite.

Además de los usos culinarios, la Lecitina de Soya se usa tambien en la elaboración de medicinas, plásticos, pinturas.. etc.

Hay muchos beneficios nutricionales atribuidos a la Lecitina de Soya. Por ejemplo, es muy buena para el hígado, control de peso, prevenir la perdida de la memoria que ocurre con la edad, y regular el colesterol, entre otros.

Yo personalmente prefiero usar la palabra “aire” cuando uso Lecitina de Soya y dejar la palabra “espuma” para cuando uso el sifón de cocina. La diferencia es que la primera es  mucho más delicada y  translucida. La segunda es densa y espesa, y se mantiene durante más tiempo.  De cualquier manera está bien dicho, así que lo puedes llamar como mejor te parezca.

Para hacer aires o espumas usando Lecitina de Soya, necesitas un liquído como base. Puede ser cualquier líquido que quieras. Solo asegúrate de que no contenga pedazos sólidos, ni grumos. Para eso te recomiendo pasarlo por una tela de quesos, un filtro de cafe, o un paño limpio de cocina. El líquido no debe estar muy caliente. Tibio o temperatura ambiente es lo ideal.  Ten en cuenta que al ser solo un aire, pierde mucho el sabor, así que procura hacer el líquido de sabor fuerte. Si no el aire va a saber a eso, aire.

Una vez que tengas el líquido, calcula entre el 0.3% y el 1% del peso del líquido y usa esa cantidad de Lecitina de Soya. Necesitas una batidora de mano. Pon la mezcla en un recipiente ancho, y bate la mezcla con la batidora. La idea es introducir aire a la mezcla. Para ello, es necesario que el nivel de liquido no supere las aspas de la licuadora, ya que entonces solo lo estaría revolviendo. Hay que traer aire de la superficie e introducirlo al líquido. Hazlo durante un minuto aproximadamente y luego deja reposar unos 30 segundos antes de servirla para darle chance a que se estabilicen las burbujas. Eso se hace justo al momento de servir, ya que las burbujas no duran mucho tiempo. Para servirlas, agarra las burbujas de la superficie usando una cuchara. Si se te acaban y necesitas más, simplemente vuelve a introducir aire a la mezcla.

Por lo general, los pesos calculan hasta 1 gramo, así que calcular el 0,3 % exacto no es muy sencillo. Lo que yo hago es trabajar siempre con 200 gramos (ml) de líquido y 1 gramo de Lecitina de Soya. Eso hace que el porcentaje sea de 0,5%. Esa medida siempre me funciona perfecto. Si le pones de más, la espuma no va a levantar como es debido. Así que procura estar siempre entre lo ideal, que es 0.3% y 1% máximo.

visto en: lovely-gourmet.com

Consejos para maridar vinos y carne

vino-carne

 

Según nuestra experiencia, es recomendable acompañar las aves como el pollo o el pavo con rellenos o estofados, de vinos blancos frutales con acidez moderada y buen cuerpo.

Aunque si están elaborados al asado tradicional, con buena condimentación y especies, requerirán vinos como un tinto tánico pero no excesivamente potente, como un crianza de estilo medite-rráneo, frutal, cálido y suave.

Otra ave como el pato, cuya carne es grasa y de textura delicada, que bien elaborada se torna un exquisito manjar de reyes, precisa de vinos de carácter firme, para lo cual podríamos recomendar un blanco de crianza o un tinto joven y fresco.

La constitución, el color y la complejidad de los vinos tintos nos predisponen a usarlos como acompañantes de los platos de carne.

Cuando estos platos sean cordero o res, preparados de forma que predomine el sabor de la carne, usaremos tintos complejos, profundos y aterciopelados, afinados por el tiempo, como un Gran Reserva. En cambio, en estofados o carnes muy condimentadas con salsas fuertes y especiadas, será mejor un tinto menos maduro, más tánico y corpulento (Reserva).

Un buen truco es utilizar en la elaboración del plato un poco de ese vino ideal para él, donde algunas variedades son perfectas para ciertas comidas, como la uva tinta Cabernet Sauvignon, insupera-ble si se utiliza para cocinar el cordero.

TAMBIÉN CON LOS POSTRES

Existe una parte de la comida que no tenemos costumbre de acompañar con vinos: los postres.

En un clima tan cálido como el cubano, resultan buenos pretendientes para los postres los cavas y los champagnes, aunque también servidos bien fríos pueden acompañarse de moscateles y vinos dulces de vendimias tardías (Late Harvets), sin olvidar a los oportos, que también son ideales.

Claro, para hacer cualquier recomendación es preciso analizar el grado de dulzor y lograr que el contraste y el equilibrio entre la bebida y el postre no sature.

Así, si los postres son marcadamente dulces o con presencia de chocolate amar-go, sería acertado acompañarlos con un brandy, un cogñac o un buen ron reserva, a lo cual podemos unir un café cubano y un buen habano para lograr un momento memorable.

OTRA GRAN CONVIVENCIA

Los vinos y los quesos merecen un tratamiento aparte. Aquí se han llevado a lo sublime los maridajes regionales (el queso local con el vino local). Esto es siempre una apuesta segura por lo cual resulta muy recomendable.

Para hablar de esto en detalle necesitaríamos varios artículos, por lo cual diremos de forma general que existen quesos tan neutros, otros tan grasos y otros tan fuertes, que es imposible recomendar un vino o estilo de vino si no sabemos de antemano de que variedad de queso se trata y su condición en el momento de ser consumido.

Para cualquier recomendación siempre se debe tener en cuenta la materia grasa, la textura y el grado de curado del queso, así como los taninos, la acidez, los azúcares y la untuosidad del vino. Se cree popularmente que la mejor compañía de los quesos son los tintos y esto no es ciento por ciento así.

Los fuertes quesos azules, que van perfecto con los vinos blancos botrizados, maridan también con los oportos debido a su dulzor y tenor alcohólico.

En general, con la mayoría de los quesos los vinos blancos son los que mejor van, pues se realzan mutuamente sin aniquilarse. Es fundamental hacer coincidir la composición grasa del queso y el cuerpo y untuosidad del vino.

Y en este enlace hay una celestina que no debe faltar: el pan, que tostado aportará un amargo para contrastar con la untuosidad del queso; así como unos frutos secos, almendras tostadas y dátiles complementarán a la perfección esa fiesta para el paladar.

 PARA GUSTOS…

En sentido general, no debemos olvidar que el arte del buen comer y beber tiene pocas reglas fijas, y cualquier combinación posible siempre tiene un carácter individual y subjetivo en función del gusto personal.

Lograr que un vino y un plato se complementen y realcen mutuamente es, a la vez que un reto, uno de los más grandes deleites del mundo de la gastronomía.

Por eso, el inmenso y apasionante mundo de los maridajes es un tema que siempre deberá ser tra-tado con pensamiento abierto, pues para gustos se han hecho los colores… y para escoger los vinos.

 

Visto en: excelenciasgourmet.com

5 sorprendentes ideas gourmet para Halloween

halloween2

Si estás preaprando algo especial para celebrar Halloween y quieres sorprender a tus amigos e invitados, te proponemos diez increíbles piruletas, postres y caramelos creados con sabores sorprendentes y creativos.

Groovy Baker hace sus piruletas a mano mediante la combinación de ingredientes naturales como azúcar puro de caña, hierbas y especias en ollas de cobre. Crea la repostería más dulce y más fresca sin sabores artificiales, para crear detalles únicos que harán de tu fiesta algo memorable.

1. Piruletas de chocolate y menta:

Mint_Chocolate_Lollipops_

Estas piruletas de chocolate y menta, elaborados con ingredientes locales, totalmente naturales, son una mezcla de la suave y refrescante  crema de menta y la picante y adictiva semillas de cacao (chocolate sin procesar). Sonel  regalo perfecto para el final de la comida o después de la cena.

2. Caramelos de manzana:

Apple_Caramels_

Estos caramelos son una fabulosa mezcla de caramel y rebanadas de manzana secas orgánicas, completados con un chorro generoso de brandy de manzana francés.

3. Piruletas de ciruela y lavanda:

Lavender_Plum_Lollipops_

Una mezcla de deliciosa ciruela con un toque de mora y una pizca de lavanda ,crean una base de caramelo increíble. Las ciruelas desecadas masticables y un toque de pimienta negra molida dan una textura intensa al paladar, haciendo de este pop delicioso y dinámico.

4. Piruletas de Mango:

Mango_Lassi_Lollipops_

El mango lassi es una bebida popular India hecha de pulpa de yogur, agua y mango, servida con nueces molidas y pistacho en la parte superior. Esta paleta de caramelo duro combinanda con un jugoso mango con crema de vainilla y un toque de cardamomo. La base de caramelo se decora  alrededor con un poco de jengibre y  lo remata una rociada de pistachos tostados salados.

5. Caramelos de cacao puro y cereza:

Black_Cherry_Cocoa_Nib_Caramels_

La semilla de cacao y la cereza negra es un caramelo delicioso, se mezcla dulce de cerezas negras y una pizca generosa de las semillas de cacao puro adictivamente mordaz para equilibrar la dulzura natural de caramelo cocido a mano.

visto en: greenbrideguide.com

Brunch Otoñal

brunch huevo benedict

Se acerca el otoño, y es una buena excusa para reunir a unos cuantos amigos y disfrutar de las delicias que esta estación nos trae. Por ese motivo os recomendamos este delicioso Brunch, sencillo y delicioso, también os recomendamos que para obtener el mejor resultado adquiráis productos de calidad que hagan que vuestros invitados disfruten aún más de los deliciosos platos que les vais a preparar.

Aprovechando que el otoño ha traído, como cada año, un montón de frutas riquísimas y sabrosas, decidimos preparar ayer un brunch de otoño en casa. En él no podían faltar los platos típicos de un brunch, como huevos, tortitas o french toast, pero con un especial sabor otoñal, gracias a la granada, el membrillo, el caqui, las nueces o el plátano que, aunque puede comerse durante todo el año, es en otoño cuando sabe más dulce.

brunch otoño

Preparamos dos tipos de huevos, según las preferencias de nuestros invitados. Un tipo fueron loshuevos en cocotte, una receta deliciosa y rápida, que vi en el blog de Trotamundos, Food and Cook.
Hay que engrasar con mantequilla cada vasito de horno y poner dentro: un huevo, dos cucharadas de nata líquida, sal y pimienta. Yo además le añadí unas tiras de jamón serrano, perejil y tomillo. Se hornean dentro de una fuente con agua hirviendo y se dejan 10 minutos a 175º.

huevos cocotte

El otro tipo de huevos que no podía faltar en un brunch son los huevos Benedict, que los preparamos de una forma algo distinta por falta de ingredientes. En lugar usar un English muffin de base, bacon canadiense y salsa holandesa para acompañar el huevo; pusimos pan de molde ligeramente tostado, jamón serrano y mayonesa de mostaza. Los servimos junto con unaensalada de granada y membrillo, aliñada con aceto balsámico de higos.

huevos benedict

Preparamos tortitas normales y tortitas de bacon. Para preparar estas últimas simplemente hay que freír primero el bacon y luego echar sobre cada loncha (o media loncha) un poco de mezcla para tortitas y cocinarlas con normalidad. La receta para estas tortitas ricas y esponjosas es la que ya publiqué en el post sobre un desayuno de domingo.

tortitas bacon

Para acompañar a las tortitas servimos mantequilla, sirope de arce, miel y varias mermeladas artesanales de higos, paraguayos y frambuesas.

mermeladas

Otro de los platos dulces fueron estas french toast (una especie de torrijas) con salsa de toffee, plátano y nueces. Deliciosas.
Para hacer las french toast, batimos por cada tostada: un huevo, tres cucharadas de nata líquida, una cucharadita de vainilla y un poco de canela. Las bañamos bien en la mezcla y las freímos con un poco de mantequilla.
Aparte preparamos la salsa de toffee con 150 gr. de azúcar moreno, 150 gr. de mantequilla y 250 gr. de nada líquida. Derretimos la mantequilla a fuego bajo y a continuación añadimos el azúcar y la nata. Removemos hasta que se incorporen bien todos los ingredientes y dejamos hervir durante 5 minutos. Es una salsa fácil y de las más ricas que he probado. Me encanta. Y al enfriarse espesa bastante.
Servimos esta salsa de toffee junto a las french toast y los plátanos y nueces ligeramente fritos con un poco de mantequilla.
french toast banana toffee
Otra de las cosas que hicimos fue este parfait de yogur griego con galleta María triturada, caqui y almendra crocanti. La idea de la galleta triturada con el yogur la saqué del fantástico blog The Breakfast Lover y tengo que decir que combinan de maravilla.
parfait caqui galleta
Y, por último, estos muffins de sirope de arce y pepitas de chocolate, que vi en el blog deBakerella. Se pueden comer así o bañarlos en sirope de arce, y están buenísimos.

maple muffins

Para beber preparamos té y café, según los gustos de los invitados. Además del famoso cóctel Bellini, a base de cava y zumo de melocotón.

bellini

 

brunch otoño 3

 

Y para planificar todo esto me vino muy bien tener un libro de Fabriano que me compré hace unos años en Roma, donde puedes dibujar la forma de la mesa y colocar a tus invitados, escribir el menú, las personas que van a asistir, las bebidas… Yo hice dibujitos de mis invitados, que recorté y pegué en el libro. Espero que no se vean muy desfavorecidos (dibujar no es lo mío).

libro fabriano

Como veis, un brunch con sabor otoñal nada costoso de preparar, ya que todo son platos sencillos y bastante rápidos. Y, para mí, el descubrimiento de este brunch ha sido la salsa de toffee, mucho más fácil de hacer de lo que pensaba y tan deliciosa que todavía se me hace la boca agua. Si todavía no la habéis probado, os recomiendo que la hagáis cuanto antes.

visto en: lachicadelacasadecaramelo.com